martes, 10 de agosto de 2010

El biberón y todos sus secretos


El biberón o mamadera (como suelen llamarlo en algunas zonas) es un recipiente que se utiliza para dar leche, agua y demás líquidos a los bebés o niños, que por su nivel de desarrollo psicomotor no puedan beber en un vaso.

Los hay de diferentes volúmenes (de 100 mls., de 250 mls., etc.). El biberón se compone de un tubo (actualmente de plástico), y de una tapadera sellable herméticamente provista de una tetina flexible adaptable a la boca del infante, y que tiene un agujero pequeño por cual el niño bebe, absorbiendo el líquido.

¿Cómo se prepara el biberón?

Primero debes lavarte las manos antes de comenzar con la preparación. Luego debes verificar la fecha de vencimiento del envase de leche a utilizar. Es más conveniente que prepares varios biberones al mismo tiempo, de esta forma ahorrarás más tiempo para disfrutar con tu bebé. Pueden mantenerse en la nevera y utilizarse antes de las 24 horas.

Es importante tomar algunas precausiones para evitar la contaminación bacteriana de la leche que vas a preparar.

Debes utilizar agua hervida o agua mineral para la preparación. Las leches en polvo vienen con una cucharita dosificadora, una vez utilizada, debes volver a colocarla en el envase de la leche.

La mayoría de las veces se utiliza una medida cada 30 c.c. de agua (1 oz). Para preparar 150 c.c. (5 oz.) debes colocar cinco medidas de leche en polvo. Igualmente te aconsejamos leer las indicaciones del envase de la leche para estar segura. Puedes agregar una cucharada de azúcar al biberón, esto ayuda a aumentar las calorías y evita la constipación.

La temperatura adecuada del biberón

  • El biberón puede darse a temperatura ambiente (como en la maternidad); si prefieres calentarlo, utiliza un calienta biberones. Cuidado con el microondas: el calor no se reparte bien y puede provocar quemaduras.
  • Si la leche se calienta, el biberón debe tomarse en media hora; si la leche está a temperatura ambiente, se deberá tomar en una hora.
  • Antes de dar el biberón al bebé, comprueba su temperatura echándote unas gotas en la parte interior de la muñeca.


¿Como limpiar los biberones?

Después de haberle dado el biberón a nuestros hijos, debemos lavar el biberón y el chupón (parte del biberón que succionan los bebés) cuanto antes. La limpieza será más efectiva y fácil antes que la leche o el jugo se seque y termine pegado al biberón. Algo muy fácil y que además esta al alcance de todos, es la esterilización mediante el calor, lo cual significa hervir los biberones en agua.

Antes de comenzar, es bueno cepillar el interior de los biberones, poniendo especial atención en la zona de la rosca y el cuello con la ayuda de un cepillo para la limpieza de los frascos o un trozo de tela. Utilicemos un recipiente del tamaño suficiente para que entre el biberón cómodamente y mejor si el recipiente tiene una tapa para poder hervir las tapas protectoras y los chupones.

Luego de hervir los biberones, estos pueden guardarse por 48 horas en la nevera, para así ser utilizados nuevamente. Muchos doctores recomiendan esterilizar los biberones hasta por lo menos los 4 meses de edad y algunos doctores aconsejan hacerlo hasta los 9 meses.

¿Cómo pasar del pecho al biberón?

  • En principio, pasar a biberón no revierte ningún problema, ya que la succión es mucho más sencilla y requiere menos esfuerzos que con el pecho.
  • Hay que tener en cuenta la edad de los niños; si tuviera menos de seis meses es necesario esterilizar tanto biberones como tetinas.
  • Hacer las diluciones de forma exacta a las recomendaciones del fabricante.
  • Utilizar agua hervida o mineral baja en sales minerales.
  • Calentar con el microondas es más rápido, pero la temperatura del líquido a veces no se corresponde con la del recipiente, con lo cuál es necesario comprobar siempre la temperatura de la leche antes de darla.


¿Cómo dejar el biberón?

  • No le des biberón al bebé antes de acostarse. Si quiere chupar algo, es mejor que sea de momento el chupete. O dale su peluche preferido. La sustitución puede ser un buen método al principio.
  • Debes darle sólo leche, zumo de fruta o agua en una taza. Otras bebidas azucaradas o artificiales no son recomendables para el niño en esta etapa de crecimiento.
  • Dale a tu hijo muchos besos y abrazos. Cuando deja el biberón, está dejando un ritual consolador por lo que es más importante ahora prestarle atención y cariño.
Antes de tomar la decisión de dar leche artificial a su hijo es imprescindible que lo hable con su pediatra ya que la sensación de "no alcanza con mi leche" es algo más subjetivo que real.

Recuerde que una madre tranquila y segura de si misma logrará llevar a cabo su lactancia natural en forma simplemente natural.

1 comentario:

  1. Yo a mi hijo siempre le preparo biberón con leche blemil plus forte de Ordesa, que cuenta con la fórmula nutriexpert. Él se los toma muy a gusto y yo lo veo crecer sano y fuerte día a día!

    Un saludo,
    Pilar

    ResponderEliminar